sábado, 31 de mayo de 2014

La Santísima Trinidad: Tres en uno y trino a la vez


Todo comienza en el acto inaugural del Congreso de la SEMG en Sevilla en el que Rodríguez Sendín lanzó un mensaje en pro de la unión federal de las tres sociedades científicas que se mueven en el ámbito de la Atención Primaria

Ante esta propuesta, en este mundillo de twitter, se respondió


Apelar a las relaciones con la industria a estas alturas, tras el post de Vicente Baos "No iré a un congreso que ..." es tanto como decir ME BORRO DE TODAS porque todas están ahumadas

Vicente nos aportó otro enfoque


Y es a partir de este punto en el que me ha pedido el cuerpo darle a la tecla en esta mañana lluviosa de sábado.

Voy a procurar no confundir los temas y no saltar de un tema a otro en un ejercicio de confusión argumental.

¿Es necesaria para la A.P. una Sociedad Científica que le dote de estructura argumental, de discurso científico, de respaldo y defensa de las encomiendas propias (que no exclusivas) de nuestras actividad?

Mi respuesta personal es SI

¿Es bueno, conveniente, aporta valor ... que esta Sociedad Científica sea una o es mejor la situación actual con tres? ¿Y si persisten las tres ¿es mejor que sean independientes o es más positivo una federación de las tres con una estructura integradora? Vamos, una OSI pero de SSCC de Primaria.

Mi propuesta es que sólo exista una, ya que en mi modesta opinión, esto le dotará de mayor capacidad de referencia, le aportará de una sola voz a todo nuestro colectivo y por que no decirlo, de mayor poder.

Pero llegamos al quiz de la cuestión, a la pregunta clave, al nudo gordiano, a la esencia de las dudas, a la puta realidad.

¿Cómo debe ser, comportarse y estructurarse una Sociedad de este tipo?

Y aquí cada uno tendrá su argumentario. Y este es el mío:

Siempre he defendido, y lo seguiré haciendo, que la sociedad civil tiene el poder y el deber de estructurarse y manifestarse. Cualquier agrupación, nunca es mala o buena "per se". Lo es en función de lo que en cada momento sus miembros y miembras decidan que sea. Y en este tema entran en función un tema poco practicado, aunque muy mencionado, la gestión por valores.

Permitirme poner un ejemplo personal: Yo pertenezco a una Sociedad Científica que se llama Osatzen. Forma parte, de forma federada, de la semFYC conservando sus valores y discrepando en muchas ocasiones de los postulados y postureos generales de esta.

A día de hoy, 31 de mayo de 2014, estoy satisfecho con mi sociedad científica. Lo de la fecha no es baladí. Lo estoy, porque, a día de hoy, comparto con sus dirigentes los valores con los que marcan la deriva de nuestras sociedad científica. Lo estoy porque son capaces de tener ideas e iniciativas. De defender posturas nada fáciles. Porque son asequibles. Porque se lavan las orejas con frecuencia y practican la escucha activa. Porque se puede discrepar sin que te estigmaticen ni te expulsen del paraíso "por chico malo" (un poco tocapelotas pero nada más).

Cierto es que esta situación está facilitada por la cercanía, la ventaja de conocernos y coincidir de vez en cuando en eventos. No sería lo mismo con una sociedad lejana superestructurada, con mucha "casta" de alto "coste". Por eso la cercanía es vital. La estructura marca el estilo

Por todo eso (y mucho mas) tengo sentido de pertenencia a mi sociedad científica. Pero esto no es un cheque en blanco. Puede que esa confianza se rompa, que nuestros caminos, hoy confluentes, se separen. Entonces será el momento de luchar, de estructurar de nuevo una voz civil que recupere los valores con los que uno se siente identificado. (a pesar de la falta de tiempo, de la pereza que da, de que es mejor que lo haga otro y luego, yo ya me apuntaré a los "mopongo")

Para mi, el sentido de pertenencia nunca es una actitud pasiva. Implica proactividad. Implica ayudar si te lo piden. Implica acudir a las llamadas si es posible. Implica apuntarse a los eventos si los hados, la economía y Osakidetza se alinean de forma favorable. Implica rascarse el bolsillo, con moderación a pesar de ser de Bilbao, con las cuotas e inscripciones (fila cero incluida).

Por todo ello propugno y defiendo una Sociedad Científica única para la A.P. Estructurada de forma federada con autonomía real. Regida por valores y no por intereses. Tan trasparente en su estructuras y modos de hacer que parezcan que todos formamos parte de ellas. Abiertas a las aportaciones, sugerencias y discrepancias, de forma proactiva. Sin tufo a humo aunque esto implique jugar en una liga menor.

Por pedir, que no quede.

5 comentarios:

Javi dijo...

Me alegro de que plantees este tema en el blog, que da para opiniones un poco más elaboradas que Twitter.

Antes que nada, 2 cosas:
1) Un honor generar tanto debate, y sobre todo un placer que Twitter iguale a un mindundi como yo con gente tan relevante como tú mismo, Rafa, o Vicente Baos.
2) Desconozco completamente el funcionamiento interno y valores de SEMG, la sociedad quizás más minoritaria de las tres y por tanto me abstendré de hablar de ella.

Al grano. Como algunos sabéis, trabajo en la Comunidad Valenciana, y formo parte de la Junta Directiva de la SVMFiC (parte "valenciana" de semFYC). Como sabéis, la CV es una de las CCAA donde SEMERGEN tiene más potencia, de forma que he participado también en actividades de ésta.
Es por eso que opino que las distancias son demasiado grandes para que las dos sociedades puedan acercarse sin perder su esencia. ¿Nos convierte eso en más débiles como especialidad? No lo sé. Pero para mí semFYC representa un compromiso con la independencia de la industria farmacéutica (que, soy consciente, no siempre se cumple) del que están muy lejos otras sociedades. No estoy criticándolo, cada uno puede tener la vinculación con FarmaIndustria que desee, pero personalmente creo que en este punto en concreto estamos muy lejos como para llegar a encontrarnos en un punto intermedio.
Otro ejemplo es el tipo de medicina que buscamos. Como médico de familia, pienso que la medicalización de la vida cotidiana es una de nuestras asignaturas pendientes, y uno de los frentes de mejora que tenemos abiertos. Sin embargo, hace unos días, escuché (bueno, leí en Twitter) al presidente de SEMERGEN alertar sobre los "peligros de la desmedicalización", lo cual va radicalmente en contra. Para mí, eso no es mas que un ejemplo de que tenemos formas de ver la medicina radicalmente opuestas y que, aunque tenemos muchas cosas en común, el buscar una unión requeriría un grado de cesiones por ambas partes que no sería aceptable para mí.

Si algún día decidimos unirnos, me limitaré a desear lo mejor a lo que salga de esa unión y, dependiendo de en qué condiciones, seguiré trabajando codo con codo con ellos. Pero si esas condiciones implican que mi sociedad pierda todo aquello que me hace estar orgulloso de ella, les seguiré deseando lo mejor, pero desde fuera.

VBV dijo...

Tienes razón en todo lo que dices. Osatzen es bastante diferente al resto. Pero viendo lo que hacen SEMG y SEMERGEN no me veo en ese juego "ni de coña" Y a semFYC hay que vigilarla de cerca

Rafael Olalde Quintana dijo...

Gracias a los dos. Lo que parece que al final es lo importante no son los nombres sino los comos y estoy seguro que en una SC con los valores claros estaríamos todos cómodos

MAXI dijo...

Queridos compañeros de las arduas tareas de la AP:
conozco bien los valores de mi SC (semFYC) los cuales comparto y disfruto pero, también a veces sufro y discrepo. Más de los primeros que de los segundos y por eso estoy. También porque me siento más cómodo en mi pequeña federada con la me entiendo, colaboro y me apaño, casi siempre.
Conozco las discrepancias con las otras SC. Siempre nos centramos en las relaciones con "los Fenicios" y efectivamente creo que no son sólo eso. Hay cuestiones de forma y también algunas de fondo.
Pero, ¿no vamos a ser capaces de ponernos de acuerdo? ¿no debemos aspirar a ello? ¿no es legítimo pensar que algo mejor es posible?... Yo apuesto por el sí.
Trabajo con compañeros que pertenecen a otra SC y, si bien es cierto que se escenifican algunas diferencias sobre todo con los humos industriales, somos capaces de ponernos de acuerdo en lo importante: la atención a los pacientes, la relación con la hospitalaria, la organización del centro... y otras tantas cosas.
Si somos capaces en lo fundamental ¿cómo no vamos a ser capaces en lo general?
Nadie dijo que fuera fácil así que... manos a la obra.

Javi dijo...

Respecto a lo comentado, no pienso que no debamos ponernos de acuerdo. Sí deberíamos, pero no a cualquier precio. Mi sociedad, como dice MAXI, tiene unos valores, algunos deseables, algunos mejorables, y algunos imprescindibles para mí.

Mi reflexión es que veo muy difícil ese encuentro en el sentido en el que todas las sociedades deberían realizar unas cesiones que (al menos en mi caso) considero inaceptables. Creo que las tres sociedades pueden unirse. Pero creo que algunos nos quedaremos por el camino.