jueves, 14 de septiembre de 2017

Como pasar de ser tonto del culo a tonto útil en un proceso de integración


Veamos un claro ejemplo de como se debe. o mejor, se puede, llevar a cabo un proceso integrador en una OSI

Proceso: Promoción del uso racional de los medicamentos

Con pocos procesos me puedo sentir tan estimulado y tan identificado. Así que la cosa promete.

En esta ocasión nos referimos al uso racional de los medicamentos del grupo de los inhibidores de la colinesterasa y de la memantina en el tratamiento de las demencias.

Pero no corramos tanto. Empecemos por el principio. 

1) Estos fármacos tienen su indicación (con polémica incluida acerca de su eficacia) en el terreno de la demencia.

Pero su prescripción, al menos en Osakidetza, está limitada a Neurólogos y Psiquiatras


Dicha indicación debe ser visada y autorizada por el inspector de turno.

Para los que no sean sutiles, esto significa que los médicos de primaria tenemos un papel pasivo a la hora de la prescripción de estos fármacos, somos simples voyeurs, dejando el papel estelar a estos compañeros del segundo nivel y al "vigilante jurado" del inspector.

2) Como su eficacia está un tanto cuestionada y además cuestan un pastón y son de tipo crónico, se encienden las alarmas y se decide actuar

3) Se elabora una guía para el seguimiento y retirada de estos fármacos elaborada por un neurólogo, un psiquiatra, un primarista y tres farmacéuticas, con un objetivo "implementar un protocolo de actuación que posibilite un adecuado uso de este tipo de fármacos, en el que se han de implicar Atención Primaria, Neurología y Salud Mental".

Como queda claro en el objetivo, quieren implicar a Atención Primaria, Neurología y Salud Mental aunque los de Atención Primaria no hayamos participado en su generación.



4) Y esta es la forma de implicación que han decidido el Director de Asistencia Sanitaria y el Director de Farmacia: "Para ello se enviarán desde cada OSI a los médicos de familia, los CIC de los pacientes que llevan más de 5 años en tratamiento con estos fármacos para valorar la continuidad de los mismos en base a las recomendaciones de ....."




¿Donde está la implicación de los neurólogos, los psiquiatras o de los inspectores, que son los que ha generado esta situación?

Pues ya os lo digo yo: NI ESTÁN Y NI SE LES ESPERA

5) Conclusiones: Somos considerados "tontos del culo" a la hora de prescribir ciertos fármacos y luego somos considerados "tontos útiles" a la hora de quitarlos y somos nosotros los que tendremos que asumir la responsabilidad, amén de realizar el trabajo.

Viva la integración, viva la potenciación de la primaria, y viva el vino.

Yo ya voy necesitando que me parta un rayo desintegrador, que tanta integración, de este pelaje, me tiene loquito

2 comentarios:

Vito dijo...

estoy totalmente de acuerdo Rafa.

José Manuel Brea Feijoo dijo...

Parafraseando a Groucho, la gestión sanitaria es el arte de crear problemas desde el ámbito hospitalario, asombrarse cínicamente de ellos, elaborar una estrategia equivocada para eliminarlos y encargarle los remedios al médico de atención primaria.