martes, 20 de enero de 2009

Trapicheo en el Centro de Salud de Landako

.(Comerciales de empresas farmaceúticas en el vestibulo del Centro de Salud de Landako)


Así de rotundo titula un curioso personaje, que he descubierto y que vive en Mañaria, lo que todos o casi todos hacemos de forma habitual cuando recibimos a los visitadores médicos.

El resto del post no tiene desperdicio:

Ha coincidido que hoy, al ir a pedir cita al ambulatorio para mi próxima revisión, llevaba la cámara digital. En el vestíbulo del ambulatorio podemos ver casi todos los días a una nube de comerciales de empresas farmaceúticas a la espera de profesionales de la salud, al sacar la cámara una espantada general, salvo esos dos que no se habían dado cuenta, he contado hasta ocho visitadores médicos. Pero pueden verse los maletines y bolsas que contienen regalos promocionales para repartir con la generosidad que caracteriza a estas empresas. En la foto podemos ver al profesional de la salud con una bolsa promocional en la mano atendiendo las explicaciones del comercial.

Esta nube de comerciales puede ser observada, tambien, en las diferentes plantas de los hospitales de Galdakao, Cruces, etc. ¿Plaga de langostas devorando el pasto del presupuesto público de sanidad?. Mi pregunta es simple, ¿no pueden realizar los comerciales esta labor informativa de una forma más discreta? ¿En un oscuro callejón del casco viejo junto a los camellos habituales?. Ya sabemos que los premios y sutiles sobornos que los departamentos de marketing de la industria farmaceútica son algo frecuente, pero hacerlo a la vista de todos y como si fuera una actividad normal me parece excesivo.

Quizás esté equivocado y es posible que solo sean reuniones para conspirar y montar el anunciado espectáculo de una huelga de médicos profundamente cabreados. ¿Se atreverían los médicos y los usuarios a investigar o a boicotear a una empresa como Pfizer por los ensayos de un medicamento responsable de la muerte de numerosos niños en Nigeria?.

El personaje se llama Cayetano Lupeña



Lo que es seguro es que, por lo menos a mí, no se me había pasado por la imaginación que los usuarios del Centro pudieran hacer una lectura de esa índole. Demagogias aparte, que el Cayetano parece que consume en dosis nada despreciables, podría plantearse una reflexión sobre la imagen que damos en esas circunstancias.
.

2 comentarios:

Cayetano Lupeña dijo...

Si te preguntas sobre cómo percibimos algunos usuarios de la sanidad pública ciertas prácticas, quizás un buen sitio donde documentarse sea el blog del periodista Miguel Jara. ¿Otro demagogo?. Una lectura atenta del texto que citas pone de manifiesto dos cosas: que no soy muy bueno escribiendo (no es mi oficio) y que está escrito en tono satírico, No todos los médicos se dejan sobornar, es obvio. Con todo quizá os interese leer este artículo escrito por el autor citado: La práctica corrupta de “incentivar” a los profesionales sanitarios. Nótese que se trata de un autor que firma con Nombre y Apellidos. Un saludo.

Para ser medico habría que ser primero buena persona. dijo...

Te doy un dato objetivo de lo que le pasó a un familiar mio la primera y única vez que asistió a un especialista en Landako:
Con un dolor de riñón va al médico de cabecera que le deriva al urologo en Durango. Tenía cita a primera hora . Fue a desayunar al bar que hay en frente del ambulatorio. Habia una pareja sentada en una mesa, como iba a ser la hora se fue al ambulatorio. Llega y el médico no habia aparecido, como no habia nadie en la consulta pensó como iba por algo urgente : -le espero dentro , seré el primero. Pasados 10 minutos de la consulta ,se oye a alguien aparecer y entra en la consulta hablando con otra persona.
Conversación aproximada hace 5 años y no recuerdo todas las palabras:
-Estamos pensando en otras vacaciones en ...Qué tal te viene en octubre??
-Oye te acuerdas aquel medicamento "X" que me ofreciste la ultima vez, pues está dando molestias estomacales .
-Si algo me han comentado...
-No te preocupes , les estoy recentando tambien "Y" para el estomago y parece que no hay problema.

En ese momento avanzan hasta la mesa y es cuando mi familiar ve a los dos sujetos que habian estado tomando el cafe en el bar de enfrente ,uno era el médico el otro un visitador.Un médico que habia llegado 10 minutos tarde a su trabajo y que prefiere recetar un medicamento con problemas( por las comisiones ??) y otro para los problemas !!

Ya se puede imaginar que no ha vuelto al médico, ni para denunciar algo que debería ser un delito como para echar a la calle a patadas a ese "medicucho" . Pero como tenía un cólico y duele mucho no podía decir nada sabe??

Esto ocurre sí y yo no lo sabía . Ahora sí. Y usted ahora también, va a hacer algo??? No hace falta que publique el comentario. LEELO E INVESTIGA si no lo crees... el Sr Cayetano Lupeña quizás pueda contar otra historia para no dormir como la mia.