domingo, 28 de diciembre de 2008

El gasto sanitario por habitante

.

Según un informe elaborado por la FADSP, el País Vasco es la CCAA que más va a dedicar, en el 2009, al gasto sanitario por habitante con la nada despreciable cantidad de 1607,34 €.

Pero lo llamativo es la diferencia que hay entre CCAA. En el último puesto del ranking está la Comunidad Valencian con 1158,63 €. La diferencia es de nada más ni nada menos que de 448,71 por habitante que es una diferencia porcentual bestial.

Lo que no dice el estudio es en que se gasta cada comunidad la pasta. Sería interesante saber si es en sueldos, edificos, maquinaria, tecnología ..... o en temas de Calidad (un guiño a Lestrigon).
.

1 comentario:

Lestrigon dijo...

Vale, vale, ya entro al capote, para que veas que te sigo.
Creo que no es fácil juzgar sin más información en qué medida el gasto por habitante contribuye a la mejora de la calidad. Como todo el mundo sabe, los edificios, la maquinaria, la tecnología, incluso los sueldos, podrían formar parte de diferentes vertientes de la misma. Pero ya sabemos que más gasto no significa directamente más calidad. Deberíamos (alguien debería) analizar en qué medida se cumplen ciertas finalidades, y ahí está la madre del cordero:
- si sirve para desarrollar las competencias esenciales y los “activos” estratégicos (tecnología, profesionales, incluso organizativos...)
- si fortalecen los patrones de calidad de los procesos y mejoran la productividad en la creación de valor asistencial
- si se dirige a la incorporación y difusión de nuevos conocimientos y tecnologías e impulsan la política de innovación
- si mejora la rentabilidad social de los servicios de salud...
- y etc. en la misma línea
(ésta lista no me la invento yo ¿eh?)

La cuestión aquí es preguntarnos (en Osakidetza sin ir más lejos, je, je, ya que es la que más gasto por habitante va a tener), si la inversión, el presupuesto, los sueldos (...las decisiones tomadas con motivo de la firma del Acuerdo...), etc., se dirigen a este tipo de mejoras de servicios, aunque sea de forma indirecta, si se dedica a otros fines menos públicos, o si simplemente se dilapida como si todos los ciudadanos fuéramos del mismo Bilbao.
Ahora, es bien cierto que tanta diferencia unas comunidades y otras se tiene que notar en algo.
Feliz Año a todos.