viernes, 28 de noviembre de 2008

Test del VIH en las Farmacias

.
El test del VIH en las Farmacias. Por sólo 4 €.

No lo acabo de ver. Dudas que se me plantean. ¿Se va a llevar un registro? ¿El resultado se va a dar en el monstrador o se va a exigir una consulta ad hoc?. ¿Si es positivo, qué beneficio aporta?
.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Claro que se lleva un registro, pero estadístico, como es propio de cualquier epidemia o pandemia. Actualmente se hace no sólo del VIH sino también de otras ETS.

No se requerirán datos personales, y en caso de cederlos oluntariamente estarán protegidos como cualquier otro dato médico.

La pregunta sobre el beneficio que conlleva este importante avance en la prevención del VIH/sida es sencillamente estúpida.

Lestrigon dijo...

Perdóname estimado Anónimo pero yo debo ser estúpido, porque lo veo igual de oscuro que Rocambole:

En primer lugar me pregunto qué importante avance supone pagar 4 euros para hacerse una prueba de VIH en la farmacia, pudiéndose hacerla en cualquier Centro de Salud de Euskadi gratis. Si es cierto que «hay personas que sienten vergüenza a ir a su médico habitual» me imagino que no será mejor hacer el comentario delante de otros clientes al mozo o moza de farmacia, que la confidencialidad en los mostradores de las oficinas de farmacia son para comentar. Me puedo imaginar la situación con el usuario controlando desde fuera a que la farmacia se quede vacía, y rezando para que no entre nadie en el momento que esté el pidiendo el servicio.

Por otra parte, “cualquier persona que haya tenido relaciones de riesgo podrá ir anónimamente a alguna de las farmacias participantes”. Me pregunto si en la farmacia va a interrogar sobre el plazo en el que tuvo la relación o si sencillamente le harán la prueba y le cobrarán los cuatro euritos (más la subvención del Dpto de Sanidad) aunque acabe de subirse los pantalones/pantalonas. ¿Cual será la eficiencia y el valor predictivo de una prueba si realizara en una población en la que todavía es biológicamente imposible que haya desarrollado anticuerpos?. ¿Acaso no es frecuente en AP que acudan personas pidiendo la prueba y tras la anamnesis les recomendamos que esperen unas semanas o meses?

En tercer lugar, al igual que en algunas otras enfermedades infecciosas, existe un registro nominal de declaración individualizada y obligatoria de VIH, que no se como se va a garantizar mediante una prueba en la que el usuario acude “anónimamente a alguna de las farmacias participantes” y en éstas “no se requerirán datos personales”.

En cuarto lugar, ¿qué es eso de la confirmación mediante coordinación “con un centro asistencial de Osakidetza”?: ¿Tendrán que venir después al Centro de Salud en donde les daba vengüenza acudir inicialmente?. Y entonces la prueba que hacemos en AP sería la de confirmación, o deberíamos considerarla como primer screening, con recomendación de confirmarla nuevamente?. ¿Hay un protocolo?.

Finalmente, si existe la técnica para poder hacer una primera detección de VIH mediante punción capilar, me pregunto por qué no contamos con ella ya en los servicios de AP, y organizamos el servicio de forma que sea más eficiente y accesible. Eso sí que representaría un importante avance en la detección VIH/sida.