jueves, 3 de septiembre de 2015

Dadme un punto de apoyo, dos palancas y os integraré en una OSI


A finales de julio se ha publicado el número uno de una nueva revista corporativa dedicada a la Integración (IntegraSarea). En ella se van definiendo los objetivos que se quieren alcanzar con los procesos de integración así como los dominios en los que se debe trabajar para alcanzar los objetivos propuestos.

Os la presento ya que merece la pena que los eruditos de la gestión o simples curiosos del tema puedan conocerla


Es una publicación muy interesante ya que es de las pocas veces en las que uno puede hacerse una idea de por donde va el marco teórico que no el práctico que este es otra cosa (ya se sabe lo predicar y dar trigo).

Y por qué digo esto. Porque todo el marco teórico necesita de unos factores claves para el éxito (o para el fracaso según se logre o se malogre). Estos factores son agrupados en lo que se denomina

PALANCAS PARA EL CAMBIO

Vamos, que si no tenemos las palancas adecuadas ni un punto de apoyo claro, me parece que no integramos ni "flowers".

Y estas dos palancas son en sus propias palabras

El Liderazgo: Los cambios organizacionales, requieren de un fuerte liderazgo para promover el diálogo y la colaboración en la organización. Una de las Líneas Estratégicas de Osakidetza (4.1.5) refleja la necesidad de definir el modelo de competencias para el liderazgo y detectar el liderazgo emergente, así como el itinerario formativo para su desarrollo. El estilo de liderazgo debe ser congruente con la cultura que se busca, de ahí la importancia en este momento de definir las competencias de un liderazgo dinámico, participativo que movilice estrategias para esta nueva forma de hacer en las OO.SS, liderazgo tanto directivo como clínico. 

Como veis no es un liderazgo cualquiera. Implica que sea ejercido por líderes. Parece una perogrullada pero no lo es. Se debe seleccionar a las personas por su capacidad de liderazgo, su implicación en los proyectos, verdaderos artistas en el cuerpo a cuerpo, en las distancias cortas, congruentes, claros, con un solo discurso.... y no, que sean seleccionados, primero por ser del partido gobernante, o simpatizante al menos, porque tenga los padrinos en el lugar adecuado o porque no encontramos nada mejor ... y solamente luego, si se empeñan, miramos los demás valores que le deban adornar


La Colaboración interprofesional Este proyecto colectivo no puede ser impuesto, sino que tiene que implantarse a partir de alianzas entre grupos profesionales, entre unidades operativas que buscan continuidad en la actividad de un proceso asistencial centrado en las necesidades del paciente o de una comunidad. Así se recoge en las estrategias de integración el desarrollo del modelo D’Amour con objetivos comunes que marcarán su interdependencia y la necesidad de la cooperación basada en la confianza y el conocimiento mutuo.

Este es el gran tema que tanta lata y tanta letra genera en mis reflexiones. No es posible la integración si no se logra esta colaboración interprofesional. Y esta solo será posible si se producen alianzas fruto de pactos entre iguales. Y para ello necesitaremos líderes, en cada grupo profesional, que sean capaces de entender que todos estamos al servicio del paciente y donde los intereses grupales queden supeditados a proyectos claros, pactados, donde los roles asignados a cada cual sean coherentes con sus esencias mas profundas y que no generen frustración, desánimo y pasotismo.

PD: Y si queréis un ejemplo de como es distinto predicar y dar trigo os animo a no perderos el post del lunes.

7 comentarios:

Cristina Quesasa dijo...

Excelente reflexion, rafa.
Voy a revisar las lineas estrategicas del 'ente' a ver si estan recogidos los conceptos 'liderazgo' y 'colaboracion interprofesional' en algun sitio....

Pedro Valdés dijo...

Mucha retórica enfatizando el liderazgo pero poco acordarse de la humilde dirección. El liderazgo complementa la dirección, no la reemplaza. Sin duda que hace falta liderazgo para gestionar el cambio, pero también hace falta una dirección competente para gestionar la complejidad, que la organización tenga orden y coherencia, que no entre en entropía y en anarquía progresiva. Una combinación de liderazgo fuerte con dirección débil creo que en la práctica es casi peor que lo contrario. En cualquier caso líderes y gestores responsables y COM-PRO-ME-TI-DOS
Un saludo.

Cristina Quesada dijo...

Y cuando no hay ni liderazgo ni direccion competente? Jo, peio, es q me lo has puesto 'a huevo"! ����
Ahora en serio. Tienes razon. Con la direccion competente ya vamos por 3 palancas de cambio.... (comprometida contaria como 4?��). Ojo con pedir mucho, q la cosa pasa de ser dificil a imposible... ��

Pedro Valdés dijo...

Liderazgo y dirección competentes, ¿es una quimera? A veces da la impresión que las "palancas" fundamentales son las tres "i", madres de la incompetencia: Ignorancia, Indolencia e Irresponsabilidad. Gestión basada en tradiciones, mitos o supuestos no probados, sin formación mínima, conocimientos, o interés por mejorar (incluyendo el conocimiento de las posibilidades que ofrece la administración pública), poco compromiso con los fines, las funciones, o las consecuencias de los actos, así como negligencia, apatía, indiferencia, lejanía de los problemas de los profesionales (¿y de los pacientes?), instalados eternamente en el "área de confort". Además, creo que con menor magnitud se pueden añadir alguna otra, como la "Inmoralidad", que alguna vez se hace visible.
¿Soy demasiado negativo, o simplemente me estoy haciendo viejo?

Cristina Quesada dijo...

Ni lo uno ni lo otro. Llueve sobre mojado y tu has visto unas cuantas tormentas...
Te voy a invitar a unas sesiones de terapia grupal con unas compis q yo me se (a ti tb, rafa, no te pongas celoso). No es q arreglemos nada en esas sesiones, pero oye, relativizamos estas cosas de la gestion y pasamos un rato majo poniendo dramas y comedias en comun...

Rafael Olalde Quintana dijo...

Yo si es con un vinito y jamón o con gambas y una birra soy capaz de todo

Cristina Quesada dijo...

Hombre claro, en ayunas ya se sabe q no se puede pensar ni nada, y son unas sesiones muy sesudas ;-)