lunes, 28 de julio de 2014

La culpa es del Cha Cha Chá (la puta bioapariencia)


Reconozco que es el momento de aceptar, no que estaba equivocado que no lo creo, pero sí de reconocer que no merece la pena los esfuerzos que conlleva ser, o mejor haber sido, un firme y creyente defensor de la prescripción por principio activo.

Y toda la culpa fue del Cha Cha Chá



En mi caso, el Cha Cha Chá culpable es la bioapariencia, la puñetera bioapariencia. O para ser precisos, esa bioapariencia que les importa un huevo a todo el mundo con responsabilidad en la materia y que ha resultado ser la madre del cordero, el vientre de la bestia. Luchar contra ella es como mandar a nuestras naves a luchar contra los elementos y como yo no soy Felipe II he aceptado mi derrota. Claudico. Me rindo

¡Qué tiempos aquellos en los que la ilusión de militante de causa justa nos hacía defender y escribir post, y sloganes para, con un candor infinito, pensar que esto se podría encauzar de forma racional!

Os acordáis de 



pues han pasado mas de tres años y de lo dicho y propuesto, nada de nada. Y lo peor es que ni está, ni se le espera

El tema de la bioapariencia tiene dos derivas

Una es que si son diferentes, que parezcan diferentes y al parecer resulta un tema baladí para los responsables en la gestión de este tema. Tanto, que alguien ha tenido que tomar una iniciativa (brillante) como ha sido crear un espacio par denunciar los peligros a los que puede abocar las confusiones : STOP ERRORES DE MEDICACIÓN


La otra es que si son iguales que parezcan iguales. Fracaso total. 

La realidad parece que pone de manifiesto las consecuencias de prescribir por principio activo y parece que estamos fomentando situaciones nada favorables para los pacientes.

Veamos los efectos colaterales de la prescripción por PA

A)- Por un lado se está disparando el EFECTO NOCEBO. Vicente Baos lo cuenta muy bien es este post. Sí, ya se que es irracional cuando los pacientes nos dicen "Doctor, desde que me ha cambiado el medicamento de marca al genérico, noto que me cae peor. Además, cuando me dan el de la caja azul en vez de blanca, peor...." pero no me negaréis que es el pan nuestro de cada día (y resulta agotador, enervante y hasta uno empieza a creer que algo tiene que haber detrás de tanto nocebo)


C)-Y por último está la constatación de que esta guerra no es la guerra de todos y que uno no pasa de ser un (mini)eslabón perdido en la cadena. 

Hace un año ya intuía por donde iban los tiros y por eso escribí dirigiéndome al Consejero

A la empresa, que no diriges pero que hace lo que tu ordenas, que para eso hay patrones y marineros, se le ha llenado la boca y otros órganos propiciando la prescripción por principio activo. Es más. Uno de los indicadores de Farmacia se refiere a ese item.

Uno creía (vista la respuesta, soy un gilipollas de cortar) que la prescripción por principio activo superaba con creces una visión meramente econonomicista. Por darle a usted un dato, mi prescripción por principio activo supera en casi 20 puntos mi prescripción de genéricos. ¿Capta usted el matiz? Me temo que no.


Comparto con usted que es difícil de explicar, pero no imposible y menos a un nivel tan alto de gestión, que a precios iguales haya que dispensar uno y no otro. Otro tema es porqué se han igualado los precios por abajo (si no lo sabe se lo explico en dos tardes). Pero ese tema es un tema de la dispensación y no de la prescripción. Si usted no lo comparte, pues lo anula, y si no puede porque es una ley básica o rollos de ese tipo, se debe tentar los machos antes de soltar esa bomba.

video

La conclusión de todo este lío ya la he adelantado. Adiós a la prescripción por principio activo. No merece la pena el esfuerzo a pesar de que conceptualmente tenga un discurso impecable y que la racionalidad de esta postura se defiende sola.

Porque cuando constatamos los problemas y que a nadie le preocupan y nadie mueve un dedo para arreglarlos, es hora de pasarse de bando (por prescripción médica de mi psiquiatra, que no usa más que marcas y de las caras)

Viva la prescripción por marca (y que les den)

No hay comentarios: